Las 10 obras subastadas con precios más altos del 2019

En los finales de año siempre surgen las listas de lo más visto, vendido, «trendy», lo más impactante, significativo, disrruptivo, y un largo etcétera. Hoy, en este cierre del año 2019 y principio de un auspicioso 2020, les brindamos la lista de las 10 obras que alcanzaron los precios más altos en subastas en el 2019, deseándoles además salud, prosperidad y felicidad en este año que se inicia.

Esta lista fue elaborada por Eileen Kinsella escritora de artnet.com y señala que:

  • Todas estas obras menos una fueron vendidas en Nueva York (por Christie’s y Sotheby’s); y que la décima en Christie’s Londres. 
  • El arte contemporáneo clásico continuó dominando el mercado este año, con ocho de los precios más altos alcanzados en las ventas de obras de posguerra y contemporáneas. Siete de las diez obras, se crearon en la década de los 60’s; solo dos datan de fines del siglo XIX. Esta tendencia probablemente tenga más que ver con la oferta que con la demanda.
  • Casi todas, excepto una de las 10 obras principales, eran pinturas, y ninguna fue obra de una mujer. El precio más alto alcanzado para una artista femenina fue la araña de Louise Bourgeois (1997), que se vendió por $ 32 millones en mayo, siendo el decimoquinto trabajo más caro vendido en el 2019.

A continuación el resumen de las 10 obras vendidas en 2019 que alcanzaron los precios más altos.

1. Meules de Claude Monet  (1891)

Claude Monet, Meules (1890). Cortesía de Sotheby's.
Claude Monet, Meules (1890). Cortesía de Sotheby's.

Esta obra alcanzó el precio de $ 110.7 millones el 14 de mayo en Sotheby’s New York. Estuvo en la misma colección privada durante más de tres décadas. Se vendió por última vez en Christie’s en 1986 por $ 2.5 millones, lo que hace que el precio final de $ 110.7 millones, alcanzado después de una guerra de ofertas de ocho minutos, sea un retorno del 4,328 por ciento para el consignador. Esta venta también marcó la primera vez que una pintura de Monet cruzó la marca de nueve cifras en una subasta.

2. Rabbit de Jeff Koons  (1986)

Guardia de seguridad al lado de la obra de Jeff Koons' "Rabbit" de las obras maestras de la colección de S.I. Newhouse en Christie's New York en la sesión para la prensa de Mayo 3, 2019 como parte de la subasta de Christie's Arte contemporáneo y de post-guerra. (Foto por TIMOTHY A. CLARY / AFP / Getty Images )

Por $ 91 millones de dólares salió esta obra de Koons el 15 de mayo 2019 en Christie’s New York. Provenía de la colección del difunto magnate de la publicación S.I. Newhouse. La puja se abrió en $ 40 millones y, después de una larga sesión, se vendió por $ 91 millones al veterano comerciante de arte Robert Mnuchin. El precio superó por mucho el récord anterior de Koons de $ 58.4 millones y  estableció un nuevo récord para una obra de un artista vivo en una subasta, excediendo los $ 90.3 millones pagados por el Retrato de un artista (Pool With Two Figures) de David Hockney el año pasado. Sin embargo, para ser justos con Hockney,  Rabbit se ganó el título por un tecnicismo, ya que Christie’s aumentó las primas de sus compradores a principios de año. Los precios del martillo para las dos obras fueron idénticos.

3. Buffalo II de Robert Rauschenberg (1964)

Robert Rauschenberg, Buffalo II (1964)

Buffalo II, vendido en $ 88.8 millones por Christie’s New York, rompió el récord anterior de la subasta de Rauschenberg de $18 millones por casi un factor de cinco. La obra pertenecía a la sucesión del patrimonio de los coleccionistas de Chicago, Robert y Beatrice Meyer, y es del mismo año en que el artista ganó el León de Oro en la Bienal de Venecia de 1964; está lleno de clásica iconografía estadounidense, desde el logotipo de Coca-Cola hasta JFK; y no había estado en el mercado en 50 años. La puja se abrió en $50 millones. Dado que la mayoría de los trabajos de Rauschenberg ya se encuentran en museos o colecciones privadas, oportunidades como ésta son raras y los coleccionistas lo sabían.

4. Bouilloire et fruits de Paul Cézanne  (1888)

Paul Cézanne, Bouilloire et fruits (1888-1890). Christie's Images Ltd.

Esta naturaleza muerta vendida en $59.3 millones por Christie’s New York, tenía el atractivo adicional de su procedencia: de la colección de S.I. Newhouse. El Cézanne tiene una historia tumultuosa: fue robado en un famoso suceso en 1978 en la casa del coleccionista Michael Bakwin en Berkshires. El trabajo fue recuperado en 1999; ese mismo año, Newhouse lo compró por $ 29.5 millones en Sotheby’s London.

5. Femme au chien de Pablo Picasso  (1962)

Pablo Picasso, Femme au chien (1962). Cortesía de Sotheby's.

Femme au chien de Picasso, vendido por $54.9 millones por Sotheby’s New York, representa a la segunda esposa del artista, Jacqueline Roque, y al querido sabueso afgano del artista, Kaboul. El hecho de que regresara al mercado después de una larga ausencia —su consignador, un coleccionista japonés privado, lo mantuvo durante aproximadamente 29 años— funcionó a su favor. Fue  un precio particularmente alto para una pintura de este período.

6. Double Elvis [Ferus Type] de Andy Warhol (1963)

Andy Warhol, Doble Elvis [Ferus Type] (1963). Cortesía de Christie's Images Ltd.

Esta obra alcanzó los $53 millones en la subasta de Christie’s, y de alguna manera desmiente la falta de emoción en la puja la cual se limitó rápidamente a Alex Rotter, copresidente de Christie de Arte contemporáneo y de Post-guerra, que estaba haciendo la oferta en nombre del comprador.

7. Hurting the Word Radio de Ed Ruscha  # 2 (1964)

Ed Ruscha, Hurting the Word Radio # 2 (1964). Cortesía de Christie's Images Ltd.

El lienzo muestra la palabra «Radio» separada por abrazaderas de metal. El precio alcanzado en Christie’s New York de $52.5 millones superó el récord anterior de $30 millones en más de $20 millones. «Esta consumada obra de Ruscha es un ejemplo temprano de sus revolucionarias pinturas de texto, un cuerpo de trabajo que lo estableció como uno de los pintores más innovadores e influyentes de su generación», dijo Alex Rotter, presidente de Christie’s de Arte Contemporáneo y de Post-guerra. Durante años, la pintura ha estado en su lista de las «obras más deseables en manos privadas», agregó. El trabajo, ampliamente considerado el lote más fuerte de la temporada de otoño, fue adquirido a principios de la década de 1970 directamente del artista por el vendedor, la coleccionista Joan Quinn y su difunto esposo Jack Quinn.

8.  Study For A Head de Francis Bacon (1962)

Francis Bacon,Study For A Head(1952). Cortesía de Sotheby's.

Esta pintura histórica vendida por Sotheby’s New York por $50.4 millones, de la serie del artista «Screaming Pope», había sido vista en público sólo una vez. Fue el lote estrella de la colección de los filántropos de Seattle, Richard E. Lang y Jane Lang Davis. Según el especialista de arte contemporáneo de Sotheby, Grégoire Billault, es “una de las pinturas más grandes que hemos ofrecido en mis 20 años en Sotheby.”

9. Sin título de Mark Rothko   (1960)

Mark Rothko, Sin título (1960). Vendido en nombre del Museo de Arte Moderno de San Francisco, la pintura fue por $ 50 millones. Cortesía de Sotheby's.

El Museo de Arte Moderno de San Francisco consignó esta pintura de bloques de colores y fue vendida por Sotheby’s New York en $50.1 millones. El museo anunció que planeaba usar los $50 millones en ganancias para llenar los vacíos en su colección, con un enfoque particular en el trabajo de mujeres y artistas de color.

10. Henry Geldzahler y Christopher Scott  de David Hockney, (1969)

David Hockney, Henry Geldzahler y Christopher Scott (1969).  Cortesía de Christie's Images Ltd.
David Hockney, Henry Geldzahler y Christopher Scott (1969). Cortesía de Christie's Images Ltd.

Además de las fotos de la piscina de David Hockney, como la que se vendió por $90 millones el otoño pasado, sus retratos dobles son la parte más buscada de su obra. Esta pintura alcanzó el precio de $49.5 millones en Christie’s London, y retrata al amigo íntimo de Hockney, el legendario ex-curador del Met Henry Geldzahler y el entonces pareja de éste, Christopher Scott. La obra provino de la herencia del ejecutivo de viajes de lujo Barney Ebsworth.

Este artículo es una versión resumida del que saliera publicado en artnet.com por Eileen Kinsella.